Te contamos todo sobre los Articuladores Dentales Deja un comentario

Un articulador dental u oclusor dental es un instrumento mecánico rígido, que representa las articulaciones temporomandibulares y componentes de los maxilares, al cual pueden incorporarse y fijarse modelos del maxilar y la mandíbula para simular el movimiento de esta.

Estos son instrumentos de mucha precisión que dejan al dentista y al protésico recrear la articulación temporomandibular junto con los maxilares a través del montaje de los modelos de impresión superior e inferior en el aparato.

¿Qué uso tiene un articulador u Oclusor?

El articulador simula los movimientos mandibulares del paciente; proporciona las relaciones estáticas y dinámicas para poder observar aquellas maloclusiones o disfuncionalidades de forma extraoral. Gracias a ello el dentista puede estudiar de forma ilimitada las pautas para su tratamiento sin el cansancio o molestias sobre el paciente.

Algunos ejemplos serian la realización de férulas de descarga para bruxismo o su uso en colaboración con el protésico dental que podrá confeccionar las prótesis parciales y totales que se adapten a las particularidades de cada paciente.

El Objetivo protésico del articulador dental

El estudio de casos clínicos por medio del montaje de modelos dentales para el diagnóstico. Elaboración del plan de tratamiento y la presentación de estos al paciente. La reconstrucción oclusal de dientes posteriores al ser usados durante la manufacturación de las superficies oclusales para restauraciones dentales.

Para la colocación y alineamiento de piezas artificiales para prótesis removibles, parciales y/o totales.

¿Qué tipos de articuladores dentales existen?

Los articuladores se pueden clasificar en diferentes clases según los movimientos espaciales y trayectoria que puedan realizar y por tanto mayor complejidad de tratamientos conseguirán.

Empecemos con:

1.- Articuladores no ajustables:

Igualmente conocidos como oclusores dentales de bisagra o charnelas, realmente no podemos considerarlo articuladores ya que simplemente instrumentos de sostén. Solo se limitan a reproducir la relación estática con el que se monta el modelo.

Con ellos se puede observar la relación interdental totalmente estática y solo en cierre oclusal. También se suele utilizar para métodos arbitrarios, colocar y fijar los modelos.

2.- Articuladores semiajustables:

Son los más normalmente usados en las clínicas dentales debido a que permiten la realización de la mayoría de los tratamientos dentales, son los más adecuados para formarse y estudiar odontología.

Pueden simular las trayectorias condilares, usando resultados similares a los de un paciente para la mayoría de los movimientos mandibulares. Consiguiendo la transmisión a los modelos en la relación con las articulaciones.

Se pueden dividir además en articuladores ARCON y articuladores NO ARCON.

– Articuladores ARCON: Ofrecen el movimiento de articulación condilar idéntico al de la articulación humana. Son los articuladores más indicados para iniciarse y son los solicitados para las prácticas por las universidades de prótesis por su adaptabilidad y sencillez de uso.

– Articulador NO ARCON: Dispone de cóndilos en la parte superior del articulador y en la parte inferior la cavidad glenoida. Estos articuladores son menos usados.

4.- Articuladores ajustables:

Este tipo de articuladores totalmente ajustables pueden ajustarse independiente de cada cóndilo y consiguen doblar la trayectoria unilateralmente y el recorrido por medio de la transmisión del movimiento registrado por el pantógrafo identica a la boca del paciente.

Estas herramientas pueden conseguir registrar y medir el eje de la rotación exacta mediante un localizador cinemático y la distancia anatómica intercondilar. Es un instrumento complejo y su aprendizaje queda lejos haciendo su uso casi nulo en casos de maloclusión más delicados y severos.

Permite la restauración exacta a las necesidades oclusales del paciente, consiguiendo una relación interoclusar estable y anatómica.

Diferencia entre un Articulador y un Oclusor

Los articuladores dentales son instrumentos que permiten al odontólogo simular la relación de la articulación temporomandibular (ATM) con los maxilares. No duplican el movimiento, sino que lo recrean. Son capaces de simular los movimientos mandibulares y relacionar los movimientos maxilar y mandibular.

El oclusor está dentro de la familia de los articuladores dentales. Es un instrumento de bisagra simple y solo permite movimientos de apertura y cierre y a diferencia del articulador, solo recrea la relación oclusal.

En definitiva, se diferencian principalmente en el tiempo de trabajo clínico (en el oclusor es menor) y en la recreación de movimientos.

Ver Producto

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu Carrito

Tu carrito está vacío

Subtotal
$0.00
0